© 2016 por Florencia DG

Redes sociales

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon

Contactanos

11-6174-0539   |  info@bmediastudio.com

Concepción Arenal 3470, 1 Piso, Depto 0 (cero) - Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina (CP 1427)

Apps Inventor

MODALIDAD: TALLER PRESENCIAL

Inicio: Consultar

Dia y Hora: 

Duración: 

Vacantes limitadas: Grupos personalizados

Código: APIN001

Precio contado: Consultar

Precio en cuotas: Consultar (con tarj. crédito hasta en 12 cuotas)

 

CIERRE DE INSCRIPCIÓN: 

REQUISITO: Asistir con dispositivo móvil o notebook.

MODALIDAD: AULA VIRTUAL

Inicio: Permanentemente

Duración: 4 clases

Código: APIV001

Precio: 900, 3 cuotas de $300

 

CIERRE DE INSCRIPCIÓN: hasta completar vacantes.

Sobre el Taller

En la mayoría de las escuelas hasta ahora se imparte las asignaturas relacionadas con la informática desde el punto de vista de usuario. Se enseña a los alumnos programas de productividad, como el Word o el Excel, un manejo esencial de los navegadores y algunas herramientas web completan el programa educativo en lo que concierne a tecnología.

 

Sin embargo, el progreso acelerado de todo lo que se refiere a Internet y la programación en general está creando nuevas necesidades.

Ya no basta sólo con enseñar a los alumnos a ser usuarios sino que cada vez es más útil que aprendan a ser creadores.

Los alumnos que hoy están en las escuelas tienen la oportunidad de mirar la tecnología desde un punto de vista más profundo que la mayoría de las personas. Y dado que los chips no paran de extenderse cabe preveer que en el futuro será la necesidad de programar, no sólo para conseguir un buen empleo o para complementar la calificación para un puesto, sino como herramienta para la vida privada.

Cada vez más, el software de los objetos que nos rodean determina nuestra vida. Programar es una actividad creativa que reta al cerebro, un fantástico gimnasio para las neuronas que nos entrena para enfrentarnos de forma científica a los retos y problemas. En los próximos años la industria mundial demandará miles y miles de programadores e ingenieros de todo tipo y no van a aparecer mágicamente a las puertas de las universidades. Su semillero debe estar en Primaria y Secundaria.

AppInventor parece mucho más interesante para alumnos de educación secundaria porque a ellos les resulta mucho más motivador hacer software para el móvil (su bien más preciado) que para la computadora de escritorio. ­ Los móviles son máquinas electrónicas con sensores (GPS, acelerómetro, giroscopio, micrófono, cámara, etc.) y actuadores, por lo que el software que hacemos para ellos tiene muchísimas aplicaciones en la programación para robótica y electrónica.